Paqui S Caro

Le chevalier a toujours un sourire sur les lèvres, et il ne sait pas ce que c’est que se rendre, il ne l’a jamais fait.

Casi todos mis cuadros son momentos, recuerdos, sensaciones que quedan en mi retina y de alguna forma tengo necesidad de plasmar en un lienzo lo cotidiano aparentemente, pero que para mí haya sido una vivencia especial.
Este cuadro lo he ido madurando durante meses. Hacía tiempo que sabía que lo iba a hacer, solo dejé ir creciendo la idea en mi mente, me entretuve con otras obras mientras, pero sin perder de vista la imagen que aún duraba en mi memoria.
Mr. Bojangles es alguien especial, solo mirándole, todos los problemas que nos forjamos nosotros mismos, todas las cosas banales que nos rodean desaparecen, en su presencia puedes estar sin hablar durante horas, porque oyes el silencio y tocas la esencia de la vida. Y eso fue lo que quise transmitir.

Está realizado en unas diez sesiones, ha sido rápido porque la idea ya estaba forjada hace mucho tiempo. Hay cosas que han desaparecido de la foto original, entre ellas una reja que había en el fondo, no quise que la vista se distrajera de lo importante.

Había tres cosas que quise resaltar y que eran muy peculiares suyas, el sombrero, las botas y la quietud o meditación que me transmitía. Por eso pensé en pintar todo el fondo con grises utilizando tierras, azules y carmines, unas veces más azul, otras más violeta, para que solo destacase su presencia y la luz, la luz es muy importante. Quizá abuso un poco de la luz en mis cuadros, pero necesito que esté presente, aunque solo sea un simple rayo de sol.

Anuncios