Solitud 46×33 cm
Óleo sobre lienzo

Imma Merino