Patricia NASJLETI

Artista plástica. Nace en BUENOS AIRES en 1952. Se radica en CÓRDOBA en 1965. Ingresa a la Escuela de Artes de la Universidad Nacional de CÓRDOBA en 1970 pero debe abandonar prontamente sus estudios por razones familiares. En 1985 retoma la plástica como medio de expresión a partir del cual va forjando – en un proceso autodidacta – el estilo hiperrealista que actualmente la caracteriza; con cierta propensión ingenua pero sin utilizar técnica naif para lograr su aproximación de la realidad. Desde hace diez años se incorpora al taller del profesor Claudio BOGINO, donde pule el dominio artesanal del color y la textura; y por ende, adquiriendo maestría en el manejo de la luz y de la composición pictórica. El resultado de la indagación en los objetos inertes, es el mágico rescate de su oculta vitalidad.-

A partir del 2003 se perfecciona en el estilo realista mágico con el maestro Claudio Bogino. Actualmente vive y trabaja en Cordoba,Argentina.

“No recuerdo el momento en que permití que el arte tutelara mi existencia” – (dice “La Negra”), “sólo sé que para explicar el fenómeno a veces me faltan las palabras y en otras ocasiones huelgan”. “Presumo, al cabo de ciertos años, que la razón se queda corta y que mi consciencia a la cual tantas buenas decisiones le debo, no tiene capacidad más que para elaborar el hacer. Pero cuando me enfrento a una dimensión interna – que hoy puedo quizá calificar del inconsciente – las intuiciones abundan; y basta, pacientemente, para seleccionar las que me gustan y proyectarlas en un proceso creativo. Eso, la creatividad es superlativa. Trasciende largamente el mero hacer”. “También excede la catarsis. Porque la acción liberadora del arte se proyecta allende el creador, asimismo de manera inconsciente, hacia quienes nos rodean, al espectador, y a la gente participante del placer estético.” “Si se quiere, el arte posee una fuerza verdaderamente salvadora”. “¿No ven? Con palabras no acierto cabalmente para describir lo que sucede”.

Efectivamente, se comprueba en la obra de la artista (quien ha participado en muestras individuales y colectivas en su ciudad de adopción, en BUENOS AIRES, y distintos países latinoamericanos), una elaboración de refinación casi renacentista. Pero su indagación estética no se queda ahí sino que escapando a la cómoda perfección de la composición fotográfica como al arranque emocional de las composiciones no figurativas, la técnica en NASJLETI, adquiere el valor de un descubrimiento esencial de contenidos. La estética entonces resulta algo meramente accidental en ella, aunque le dedique mucho tiempo elaborarla en sus cuadros. El punto, la línea – en fin – el trazo, antes que un avance grotesco sobre la realidad, constituye un sitio de largada para desentrañar laboriosamente un sueño sutil, una fantasía, un misterio si se quiere, a partir del la materialidad múltiple y del caos carente de sentido. Patricia ve, donde no habíamos visto. Vemos, cuando lo bello se nos descubre a partir de una mirada interior. Y como en toda mirada especular, que se nos devuelve detrás del sílice y el azogue, terminamos por no acertar si lo visto somos nosotros o alguien nos está mirando…

“¡Por Dios!…y sin acertar con palabras propias tengo otros “amigos” que me las proporcionan, para expresar el sentir…el pensar…el actuar; y quizá así, compartiendo, otros crezcan en mí”. (Patricia NASJLETI).

TRAPECISTAS
oleo s/lienzo

Patricia Nasjleti21

Equilibrio, oleo sobre lienzo

Patricia Nasjleti

Al rescate, oleo sobre lienzo

Patricia Nasjleti2

Carrete, oleo sobre lienzo

Patricia Nasjleti4

Triunfo, oleo sobre lienzo

Patricia Nasjleti5

Fascinación, oleo sobre lienzo

Patricia Nasjleti6

Saltimbanqui, oleo sobre lienzo

Patricia Nasjleti7

Piolin, oleo sobre lienzo

Patricia Nasjleti9

Memorias, oleo sobre lienzo

Patricia Nasjleti10

Recuerda, oleo sobre lienzo

Patricia Nasjleti11

Descanso, oleo sobre lienzo

la villa

Fuente: Patricia Nasjleti

web

Anuncios